¿Qué drone me compro?

Si conocemos al que formula esa pregunta y el uso al que quiere destinar el drone,  la respuesta suele ser fácil, se complica cuando la hace un seguidor misterioso, o una pequeña empresa con una finalidad muy concreta, a la que ofrecemos un estudio o propuesta a medida.

A esos seguidores misteriosos y valiosos, os ofrecemos tres argumentos desde nuestra experiencia por si decidís echaros a volar.

1.- Aprendizaje. Conocimiento propio.

Mi curiosidad por la mecánica se despertó sin querer,  montando un coche teledirigido, yo quería verlo correr y eso dependía de;  servos, motores brushed, baterías, emisoras, suspensiones… ése despertar, en cualquier disciplina supongo, es el origen de una curva de aprendizaje. Cómo recorramos ese camino depende de cada uno.

montaje
Alumnos montando dji f550.

En las aeronaves (si tripuladas) el camino óptimo es una formación progresiva; empiezas volando en visual, virajes coordinados,  maniobras, procedimientos de emergencia, sistemas de navegación, bimotor,  vuelo instrumental… y si la culminación del camino es, muchas veces, la introducción de datos en un Airbus, son los pilotos y no la máquina, los que toman las decisiones,  y su método formativo,  progresivo,  continuo e ineludible,  evita se conviertan en sujetos pasivos que monitorizan un ordenador, y que actúen cuando se requiera.

En lo que se refiere a la formación, yo situaría las aeronaves no tripuladas en algún punto entre el radiocontrol y la aviación. El curioso aprendiz y futuro profesional, se va a codear con; mecánica, aerodinámica, electricidad, programación, aerodinámica, navegación, tratamiento de imágenes… y un prometedor etcétera de tecnologías que convergen en una herramienta cada vez más útil , eficiente, segura y barata. Si bien esto nos hace pensar que dentro de unos años los RPAs serán más autónomos que sus primos mayores, también refuerza nuestro argumento en favor de una formación progresiva y de calidad.

IMG-20151205-WA0028.jpg
Alumnos volando f550.

Os desaconsejamos diluir en un curso online conocimientos prácticos y valiosos,  a cambio de un certificado barato, y que sea un phantom7 el que decida mañana por vosotros. Si vais en serio deberíais entender bien las actuaciones de la aeronave y sus componentes,  y empezar voltímetro en mano a hacer comprobaciones previas al vuelo, mitigar riesgos y mejorar resultados de forma progresiva, antes de realizar un vuelo semiautomático y antes de especializar vuestra formación en una finalidad concreta.

2.- Finalidad. Conocimiento del mercado.

Como podéis ver aquí, EASA propone a Comisión Europea requisitos técnicos, operacionales y de diseño basados en preservar Seguridad y Privacidad, a partir de los cuales cada estado regularizará, pero todo apunta a que se generalice identificación electrónica y las componentes o aeronaves certificadas (CE).

easa
Recomendaciones Easa 2017.

Los escenarios más controvertidos para operar implicarán supervisión y control de varios sistemas. Es importante valorar si vale la pena  pagar más… a cambio de un producto acabado,  fácil de volar, homologado y, debidamente o no, actualizado por el fabricante, del cual dependeremos y en cierto modo nos limitará, pero también simplificará mucho la carga de tareas a nivel administrativo y operativo. Fijémonos en las recomendaciones de Easa no modificación de RPAs…

Es inevitable comparar este mercado emergente con el de la tecnología móvil, y hablar de DJI como líder indiscutible en la mayoría de segmentos (en USA 40% penetración mercado UAVs en segmento  $ 500- $1000), y compararlo con el gigante Apple en cuanto a sencillez, talento y diseño de sus productos. Ponerse en remojo en su “océano azul” depende mucho del usuario y de su experiencia personal, pero cuánto pagamos de más, respecto a un drone similar ensamblado por nosotros?

 

3.- Comparativa. Ready To Fly vs Do It Yourself

Si no fuera por la clara ventaja que DJI ha adquirido respecto a sus competidores, podríamos obviar las últimas innovaciones de sus últimos lanzamientos  y aventurarnos a comparar, por ejemplo, el nuevo (dji spark $599) con otro quad hecho a medida, sin emisora incluida y performances similares prácticamente por la mitad de precio. Pero tenemos que admitir, que sobre todo para el gran público, serían demasiadas obviedades. Hasta incorporando en el competidor mayor potencia, autonomía y calidad de cámara respecto al spark, difícilmente superaríamos su controlabilidad, estabilización de imagen y fiabilidad de las baterías inteligentes .spark1

Resumiendo, en lo que a la filmación publicitaria y al gran público se refiere nos tenemos que rendir a los pies de este alumno chino, aventajado del resto. Hoy (MAY17), el ahorro de costes que supone la aeronave DIY sólo es significativo a corto plazo y cuando la diseñamos para un uso muy concreto o con una finalidad formativa, o de I+D.

La trayectoria del gigante chino, el desarrollo de sus productos y su implicación en la seguridad de espacios aéreos controlados y zonas de vuelo críticas, marcan el camino de una tecnología que evoluciona a un ritmo vertiginoso. Esperamos; que la competencia se ponga a la altura, haber generado más curiosidad que respuestas, ya que haya muchos océanos en los que bañarse y un solo cielo en el que, si nos organizamos un poco, cabemos todos.

¿Qué drone me compro?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s