The Core Business… la controladora.

No nos engañemos, el dron no lo pilotamos nosotros. Me explico…para que vuele una cafetera necesitamos generar una fuerza (Sustentación- Lift) superior a su peso, perpendicular a la corriente del fluido y que depende de la densidad del mismo.formula-sustentacion

En un avión de pasaje introducimos una serie de variables; como la carga de pago, presión atmosférica, longitud de pista, tipo de salida instrumental… y los dispositivos de abordo nos dicen si podemos despegar y en qué condiciones (velocidades, configuración de flaps…).

En uno pequeño aplicamos técnica de resbale (cuerno al viento y pie contrario) para contrarrestar viento cruzado en aproximación. Para mantener senda o trayectoria en caso de fallo de motor, la técnica es parecida, pero la intensidad de la maniobra aumenta debido a la resistencia que genera el fallo.

En todos los casos, la sobrecarga que recae en el piloto es considerable, siendo menor si cabe cuanto mayor sea su experiencia y cuanto más desarrollada esté la aeronave.

En el caso de los RPAs, sin embargo, esa sobrecarga de tareas recae en la controladora, que no es otra cosa que el cerebro de nuestra máquina, que procesa nuestras órdenes y las ejecuta de manera rápida y eficaz como el mejor de los autopilots en una aeronave convencional.

En general, la controladora se compone de;  tres3dr-pixhawk giróscopos, un acelerómetro, un magnetómetro, sensor barométrico, GPS y procesador. Hace apenas cinco años, cada giróscopo costaba unos 300€, hace pocos meses compramos una controladora 3DR Pixhawk para mantenimiento de estructuras que cuesta 200€ en la web del fabricante .

El espectacular abaratamiento de esta tecnología se debe a que la mayoría de los componentes de cualquier controladora los podemos encontrar en cualquier smartphone.

El jueves pasado le contábamos a un (espero) futuro cliente que, no sólo que la industria de los RPA’s deriva de la telefonía móvil, sino que además hay un fuerte paralelismo en la evolución del producto (dron/smartphone) que nace como un producto de consumo para el público en general, pero que el desarrollo de sus inimaginables aplicaciones repercuten, tanto en nuestras vidas, como en diferentes sectores de la industria creando una verdadera necesidad por las ventajas que supone y al final una verdadera revolución, de la que, casi sin darnos cuenta estamos siendo testigos.Parrot-bebop-drone-red-14

Por reconducir y finiquitar el tema (que me iba por los cerros) decir que el gigante Parrot diseña aparatos que crean una red wifi para ser controlados mediante una app del móvil o la tablet.

Aún estando destinados a un uso doméstico son un claro ejemplo del abaratamiento y proximidad tecnológica al servicio del usuario, que nos facilita la vida, y en este caso el vuelo. Tecnologías que provocan que echemos la vista atrás con cierta nostalgia, recordando aquello de “cuerno al viento y pié contrario”, y hacen que hoy parezca casi temerario volar el dron sin ayuda GPS (ojo que éstas también fallan y hay que estar preparado),  pero tecnologías que, al fin y al cabo, si hacemos buen uso de ellas, permitirán (esto también se lo solté al cliente jaja!) que nuestros hijos reciban, gracias a nuestro dron doméstico, un tupper de canelones de mamá, todavía calientes.

The Core Business… la controladora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s